Salud archivos | FuentesConfiables.com

images-4.jpeg

4min1280

Las exposición prolongada a las altas temperaturas facilita o agudiza enfermedades cardiovasculares, renales, hepáticas y trastornos mentales, advirtieron este jueves académicos de la Universidad de Guadalajara.
El médico Miguel Ángel Buenrostro, del campus de Ciencias de la Salud de la universidad, explicó en conferencia de prensa que cuando una persona está expuesta a temperaturas de más de 36 grados el cuerpo genera un mecanismo para eliminar el calor corporal que puede ir desde síntomas muy simples hasta procesos internos más complejos si la situación no mejora.
La primera fase de este mecanismo conocido como “enfermedad de calor” o “golpe de calor” es cuando la persona manifiesta sarpullidos, náuseas, cefalea intensa y mareo.

La segunda fase puede progresar hasta el vómito y una sensación de debilidad y en caso extremo puede haber pérdida de la conciencia, que requiere atención médica de urgencia.

Esto es indicativo de una deshidratación severa que puede progresar si el paciente no toma medidas como ir a un lugar fresco o tomar abundantes líquidos, principalmente si pasa mucho tiempo en la calle o bajo los rayos del sol, explicó.

Buenrostro añadió que en medio de este proceso el cuerpo produce una reacción inflamatoria de defensa que libera diversas sustancias las cuales aumentan la irrigación sanguínea y traen consigo reacciones en cadena para ayudarlo a bajar su temperatura interna, pero a la vez son perjudiciales.

“El calor es una agresión y el cuerpo lo toma como tal y activa un sistema de defensa que elimina el calor pero muchas veces nos puede dañar porque activa procesos en cascada o círculos viciosos que tiene afectación al corazón”, explicó el especialista.

Esta afectación tiene que ver con el aumento de la frecuencia cardiaca, un aumento en la presión arterial, disminución en la eliminación del volumen urinario en el riñón, alteración en la función del hígado, específicamente daño al endotelio, y dificultad para respirar.

Los niños, las personas de la tercera edad y quienes padecen enfermedades crónicas o siguen un tratamiento médico son los más susceptibles a sufrir estas reacciones, aunque cualquier persona adulta puede presentarlas y requerir atención médica de emergencia.

Arturo Curiel, investigador del Instituto de Medio Ambiente y Comunidades Humanas de la universidad, explicó que cuando el cuerpo sale de la zona de confort climático que es de 31 o 31 grados centígrados hay un cambio en el flujo sanguíneo que podría causar mayor incidencia de infartos y accidentes cardio cerebrales.

“Cuando la temperatura externa es de 36 o 37 grados no hay capacidad de enfriamiento y el corazón regularmente tiene una sobre presión, las arterias cambian su capacidad de flujo sanguíneo y eso hace que aumente el esfuerzo cardiaco”, expresó.


farmacos-drogas.jpg

4min1300
El Gobierno estadounidense anunció hoy una regla mediante la cual se requiere que las compañías farmacéuticas publiquen los precios de lista de sus medicamentos en los comerciales de televisión a partir de julio próximo.
La medida adoptada por el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, tiene como objetivo contribuir a la reducción de los costos de los fármacos en un país donde hay constantes denuncias sobre los altos precios.

Azar, quien fue él mismo un ejecutivo farmacéutico, lanzó la idea por primera vez el otoño pasado y dijo que planeaba finalizar la regla esta semana a pesar del rechazo de la industria, en tanto dio a las compañías un aviso de 60 días para cumplir con la medida.

La administración de Donald Trump presenta esta acción como parte de un esfuerzo más amplio para tratar de enfrentarse a las grandes empresas del sector, a pesar de que el Gobierno ha argumentado en los tribunales contra protecciones al consumidor comprendidas en la ley sanitaria conocida como Obamacare.

Asimismo, la televisora ABC News señaló que el gabinete del mandatario republicano ha hecho retroceder otras regulaciones de la industria.

Las compañías farmacéuticas gastan unos cuatro mil millones de dólares al año en anuncios de televisión, y a los consumidores se les dice en esos anuncios que ‘pregunten a su médico’ sin saber si el medicamento cuesta 50 dólares o cinco mil, declaró Azar a ABC sobre la medida.

El secretarios señaló que con este nuevo paso el paciente tendrá mucha más información para elegir entre diferentes terapias y escoger la que le resulte más asequible.

La regla se aplicaría a cualquier empresa que anuncie en televisión productos recetados y productos biológicos pagados por los programas Medicare o Medicaid con un precio de lista superior a los 35 dólares por el suministro de un mes o el tratamiento habitual.

Ello significa que comprendería a casi todos los fármacos anunciados en la televisión. Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos, los 10 medicamentos más publicitados tienen precios de lista que van de 535 a 11 mil dólares.

La industria farmacéutica, opuesta a la medida, podría presentar una demanda contra la nueva norma, en tanto expertos en política de salud se muestran escépticos de que publicar los precios en los anuncios ayude a los pacientes o avergüence a los fabricantes de medicamentos y los lleve a bajar los costos.

Una encuesta realizada en julio del año pasado por el medio Politico y la Universidad de Harvard arrojó que el 63 por ciento de los estadounidenses era partidario de exigir información sobre los precios en los anuncios de medicamentos, pero solo un 28 por ciento consideró que tal acción tendría el efecto de disminuirlos.


obesidad-1280x720.jpg

3min1010

Un 55 por ciento del aumento del índice de masa corporal (IMC) de la población, valor relacionado con la obesidad, proviene del mundo rural, según reveló este miércoles un estudio publicado en la revista Nature.

En contra del pensamiento generalizado que vincula la obesidad con estilos de vida urbanos, este informe descubre que no es así y podría tener “profundas implicaciones para las políticas de salud pública”, aseguran sus autores.

El profesor Majid Ezzati, del Imperial College de Londres (Reino Unido), lideró la investigación en la que apunta que ese criterio se puede deber a que, a la vez que han ido aumentado las tasas globales de obesidad, más personas se han trasladado a vivir a las ciudades.

Esto ha llevado a esa visión errónea de que el estilo de vida urbano es un importante impulsor del sobrepeso. Sin embargo, esto solo lo apoyan “estudios que tienden a ser pequeños y en periodos cortos de tiempo”.

Ezzati y sus compañeros analizaron un total de 2.009 informes de más de 112 millones de adultos, lo que les permitió evaluar los cambios del IMC que se produjeron en 200 países desde 1985 hasta 2017.

De este modo descubrieron que más del 55 por ciento del aumento global del índice de masa corporal proviene de poblaciones rurales y, en algunas regiones de ingresos bajos y medios, este porcentaje aumenta a más del 80 por ciento.

El estudio refleja que, con las excepción de las mujeres del África subsahariana, el IMC aumenta en las áreas rurales al mismo ritmo o más rápido que en las urbes.

Según los autores, se trata del análisis más completo hasta la fecha de cómo el IMC está cambiando en las áreas rurales y urbanas, y con él buscan ampliar la ayuda internacional para luchar contra la desnutrición y para mejorar el acceso a alimentos más saludables en las comunidades rurales y urbanas más pobres.


carne-comida-alimentacion.jpg

3min990

Científicos de la Universidad de Harvard identificaron que la leucina, un aminoácido que se encuentra principalmente en carnes, productos lácteos y frijoles, bloquea la efectividad de medicamentos contra el cáncer de mama.

Por ello, los especialistas plantean que una dieta baja de ese componente puede reducir la incidencia de la resistencia a los fármacos.

Con este estudio también se plantea la posibilidad de desarrollar un medicamento que refleje los efectos de esta restricción dietética al bloquear la capacidad de las células para tomar leucina del ambiente circundante.

La investigación encabezada por Senthil Muthuswamy, profesor en la Escuela de Medicina de Harvard, se ha realizado con ratones a los cuales sembraron células de cáncer de mama resistentes a una medicina que se emplea como terapia complementaria contra esta enfermedad (tamoxifeno), para identificar si los cambios en la dieta pueden establecer la diferencia.

Asimismo, analizan la posibilidad de que un fármaco experimental pueda bloquear la capacidad de las células tumorales para absorber la leucina.

Muthuswamy y su equipo encontraron que el cáncer de mama resistente al fármaco tamoxifeno contrarresta los efectos de éste al aumentar su ingesta de leucina, un aminoácido que el cuerpo normalmente usa para producir proteínas y que debe consumirse en los alimentos.

En un comunicado, la Universidad de Harvard informó que los especialistas encontraron que el bloqueo de la leucina para que no entrara en las células hizo que los tumores resistentes se encogieran.

Las intervenciones de este proyecto se aplicarían en cáncer de seno con receptor positivo o ER+, que representa el 70 por ciento de los casos en Estados Unidos al año.

La resistencia a medicamentos como el tamoxifeno, desarrollado para detener el crecimiento y propagación del cáncer es una causa importante de recurrencia y metástasis, cuando se presenta la muerte se produce en dos o tres años, explicó el investigador.


medicamentos.jpeg

3min1310

Un estudio europeo realizado a casi 1.000 parejas de hombres que tenían relaciones sin usar condón, donde una de las partes tenía VIH y estaba tomando medicamentos antiretrovirales para contenerlo, encontró que el tratamiento puede evitar la transmisión sexual del virus.

Tras ocho años de seguimiento de las denominadas parejas serodiferentes, la investigación no encontró ningún caso de transmisión de VIH dentro de las parejas, según una nota publicada en el jueves en la revista médica Lancet.

El estudio prueba, según los investigadores, que el uso de la terapia antirretroviral para suprimir el virus del sida a niveles indetectables también implica que no se puede transmitir a través del sexo.

“Nuestros hallazgos proporcionan evidencia concluyente para los hombres homosexuales de que el riesgo de transmisión del VIH con el tratamiento antirretroviral supresivo es cero”, dijo Alison Rodger, profesora de la University College de Londres que codirigió el estudio.

Los hallazgos se suman a una fase anterior que analizó el riesgo de transmisión del VIH para parejas heterosexuales serodiferentes en las mismas circunstancias. También encontró cero riesgo.

Rodger afirmó que el “poderoso mensaje” podría ayudar a terminar con la pandemia del VIH al prevenir la transmisión del virus en poblaciones de alto riesgo. En la pesquisa, por ejemplo, los investigadores estiman que el tratamiento evitó alrededor de 472 transmisiones de VIH durante los ocho años.

Mientras que 15 de los hombres de las 972 parejas homosexuales en esta fase se infectaron con el VIH durante los ocho años de seguimiento, pruebas genéticas mostraron que sus infecciones se debieron a cepas del VIH adquiridas de otra pareja sexual.

Desde el inicio de la epidemia de sida en la década de 1980, más de 77 millones de personas se han infectado con el VIH. Casi la mitad de ellos, 35,4 millones, han muerto de la enfermedad.


obesidad-gula-comida-chatarra.jpg

3min3840

Aunque en toda la región de la Américas el sobrepeso ha aumentado en los últimos años, México, Uruguay y Chile son los países donde se acentúa este problema de salud, señaló este jueves una especialista durante el Congreso Europeo sobre Obesidad celebrado en la escocesa Glasgow.

La doctora Olivia Barata, directora de sistemas de salud y formación profesional de la Federación Mundial de Obesidad, indicó a Efe cuáles son los aspectos específicos que determinan este problema en la región.

El aumento de la ingesta de comida poco saludable, la inaccesibilidad a los alimentos saludables, la urbanización y la entrada de la mujer al mercado laboral son algunos de esos factores.

Además de la “modernización en la comida (aparición de supermercados y comida procesada), el estilo de vida y el sedentarismo”.

Por otra parte, la disminución de granos como arroz y frijol en la región han contribuido a que se incremente la obesidad.

La Federación Mundial de Obesidad realizó una encuesta a especialistas a través de la cual se recabaron datos sobre la manera en cómo funcionan los sistemas de salud.

Para saber lo que pasaba en la región debían de conocer qué estaban haciendo los sistemas de salud de países como Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Guatemala, México y Perú.

De estos países el 25% consideraron a la obesidad como una enfermedad; el 10% la trata como una enfermedad dentro de sus sistema de salud y sólo en el 7.1% de estos hay prevención y tratamiento para combatirla.

La doctora Barata Cavalcanti destacó su preocupación sobre el hecho de que los especialistas entrevistados no tenían la suficiente información sobre las políticas que sus gobiernos estaban llevando a cabo sobre el tema de la obesidad.

En los resultados de la encuesta, los especialistas entrevistados coincidieron en que la principal barrera para combatir la obesidad es la falta de educación de la población respecto al tema.


farmacos-drogas.jpg

3min1380

Un nuevo fármaco para tratar la diabetes tipo 2 se encuentra en proceso de aprobación por parte de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) de México y pronto podrá ser prescrito para ayudar a los pacientes con este padecimiento.

Se trata de la molécula semaglutida, desarrollada por la farmacéutica danesa Novo Nordisk, explicó en entrevista a Efe el endocrinólogo e investigador Rafael Violante Ortiz en el marco el Congreso Europeo sobre Obesidad en Glasgow, Escocia.

Sin embargo, aún no está disponible en México mientras no sea aprobada por el organismo de regulación sanitaria.

Por otro lado, el Director e Investigador Principal del Centro de Estudios de Investigación Metabólicos y Cardiovasculares en Tampico, estado de Tamaulipas, destacó que la importancia de los tratamientos para combatir la obesidad.

Señaló su trascendencia para ayudar con esta epidemia que se ha disparado durante los últimos años de manera dramática.

Indicó que en durante muchos años los tratamientos “sólo suprimían el apetito y no tenían estudios a largo plazo, era conocido de todos que tenían efectos secundarios importantes a nivel cardiovascular y psiquiátrico”.

Además producían insomnio, aceleración, ansiedad y el paciente se habituaba y al cabo de los meses ya no le resultaba.

Sin embargo, en la actualidad y gracias al desarrollo de nuevos conocimientos de hormonas intestinales que comunican al cerebro con el estómago, el modelo de los fármacos ha cambiando hacia los tratamiento que producen saciedad.

“México es uno de los lugares donde afortunadamente se han desarrollado centros de investigación y prácticamente todas las moléculas nuevas en diabetes y obesidad han sido probadas en el país”, destacó el especialista.

Agregó que las moléculas ya demostraron ser efectivas en pacientes mexicanos. “De hecho hay publicaciones que solamente hablan de los resultados en México y para sorpresa y beneficio nuestros, son exactamente igual que lo que se ha visto en el resto del mundo”, señaló.

El investigador recalcó la importancia de estos tratamiento en el país, donde la obesidad es el problema de salud más importante ya que genera diabetes, enfermedades cardiovasculares, infartos, embolias y cáncer.


obesidad.jpg

4min1120

En México el 45 % de las personas con obesidad no han buscado tratamiento para bajar de peso porque tienen la percepción de que padecer esta enfermedad es su responsabilidad, según revelaron los resultados del estudio internacional ACTION IO.

En el marco del Congreso Europeo sobre Obesidad, la psicóloga Verónica Vázquez Velázquez, responsable de realizar el estudio en el país, dijo a Efe que, de acuerdo con la investigación, el 45 % de los participantes no acudieron a un médico para tratar su enfermedad principalmente debido a esta creencia.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2016 más de 1.900 millones de adultos tenían sobrepeso y más de 650 millones eran obesos.

Del mismo modo, el organismo señala que la prevalencia de la obesidad se ha casi triplicado entre 1976 y 2016.

Mientras que en México, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) de 2016, el 36,3 % de los adolescentes y el 72,5 % de los adultos tienen sobrepeso y obesidad, y más de 10 millones de niños son obesos.

Vázquez, que trabaja en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, señaló que dentro del estudio llamó su atención un grupo personas con obesidad que lograron tener éxito en el control de la condición.

Detalló que la clave de su éxito ha sido el seguimiento por un profesional de la salud, “lo que quiere decir que se les puede ayudar no perdiendo el contacto y hablando sobre el tema”.

La especialista indicó que la obesidad ha sido estigmatizada durante mucho tiempo como un problema simple de estilo de vida, que se aborda sólo con la premisa de comer menos y moverse más; sin embargo es mucho más compleja.

Apuntó que no se debe recurrir a medicamentos o productos “mágicos” que sólo logran que las personas con obesidad se frustren y dañan la salud física y psicológica de los pacientes.

La experta explicó que los pacientes con obesidad deben ser tratados de forma multidisciplinaria y agregó que no sólo se trata de hacer una dieta, pues las personas con este padecimiento tienen que considerar que es un cambio de estilo de vida.

En los resultados que arrojó el estudio, las personas entrevistadas consideraron la obesidad como una enfermedad que está en la mente, que se erige como una barrera para perder peso.

Sin embargo, la psicóloga difiere.

“Más que pensar que es una barrera mental, se tiene que pensar que puede haber distorsiones del pensamiento que puedan anticipar a las personas para que entonces puedan hacer algún cambio; la persona piensa que tiene que ser perfecto el tratamiento y si no le funciona entonces ya no lo hace”, dijo.

Además, resaltó que si hay personas con obesidad que además padecen depresión o ansiedad, y deben de llevar un tratamiento psicológico.


sarampion-1.jpg

3min900

Los casos de sarampión en Estados Unidos siguen creciendo y alcanzan ya al menos 704, la mayor cifra en el país desde hace 25 años, informaron este lunes los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

Casi tres cuartas partes de los casos de sarampión de este año se registraron en personas no vacunadas, dijeron los CDC en una teleconferencia en la que instaron a la población a vacunarse de esta enfermedad, así como de las paperas y la rubéola.

Los funcionarios de salud explicaron que el número de casos aumentó en 78 en la última semana y que ya hay 22 estados del país que han reportado enfermos contagiados.

Los CDC indicaron que 66 personas han sido hospitalizadas debido a esta dolencia, enfermedad que se declaró erradicada del país en el año 2000, y que un tercio de los casos registrados son niños menores de 5 años.

El director de los CDC, Robert R. Redfield, destacó que las vacunas son “seguras” y descartó que causen “autismo”, tal y como aseguran personas que consideran que hay alguna relación entre las mismas.

Redfield dijo en un comunicado que trabajan para convencer al más del 5 % de personas que deciden no vacunar a sus hijos para que entiendan su importancia.

“Es imperativo que corrijamos la información errónea y tranquilicemos a los padres temerosos para que protejan a sus hijos de las enfermedades que tienen un impacto duradero en la salud”, afirmó.

Aproximadamente el 1,3 % niños menores de 2 años (100.000 infantes) no han sido vacunados, lo que los hace vulnerables al brote actual de sarampión, lamentó.

Redfield dijo que hay que “eliminar nuevamente el sarampión” y prevenir además nuevos futuros brotes de enfermedades contagiosas.

Las autoridades sanitarias indicaron que no se reportó ningún fallecimiento entre las 66 personas hospitalizadas.

En 1994, el número de casos de sarampión fue de 963, cifra que se podría superar este año pues apenas han pasado cuatro meses de este 2019 y se trata de una enfermedad muy contagiosa que se propaga por el aire. 


problema-mujer-digital-online.jpg

1min860

Un sondeo hecho por la empresa de salud Cigna entre 13,000 personas en más de 23 mercados reveló que el 84% de los entrevistados cree sufrir estrés, mientras que un 13% afirma que no consigue manejar situaciones difíciles.

La cultura de trabajo de tener que estar “siempre activo”, acelerada por el uso de smartphones, es un factor clave para el estrés de las mujeres que tienen entre 35 y 49 años y que cargan con responsabilidades de cuidado infantil y de padres ancianos.

Un 87% dice estar estresada en el trabajo y el 64% reclama de la presión para responder correos electrónicos por la noche y en los fines de semana.


Recibe nuestras noticias directo en tu cuenta de WhatsApp  , o Telegram  . Es gratis!


Qué hacemos

FuentesConfiables.com es una cuidadosa selección de información relevante que revisa el origen de las noticias y los datos que presenta. Antes de publicar cualquier suceso, verificamos su veracidad, su autenticidad y la confiabilidad de su raíz.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS