Latinoamérica archivos | FuentesConfiables.com

donald-trump-face.jpg

3min1520

Empresas extranjeras que operan en el sector del turismo de Cuba dijeron esta semana en una feria de la industria que continuarán invirtiendo en la isla caribeña, a pesar de las nuevas sanciones de Estados Unidos enfocadas en asfixiar su ya frágil economía.

El gobierno del presidente Donald Trump dijo el mes pasado que estaba fortaleciendo las restricciones de viaje de Estados Unidos a Cuba y permitiendo entablar demandas contra compañías extranjeras por usar propiedades incautadas tras la revolución de Fidel Castro en 1959.

Washington está tratando de presionar al gobierno comunista de Cuba para que renuncie al apoyo que brinda al asediado presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, una afirmación que La Habana ha rechazado reiteradamente.

“Evidentemente es una situación incómoda, pero vamos a avanzar”, dijo Juan Antonio Montes, director general del grupo español Barceló en Cuba. “Buscaremos la forma legal para estar más protegidos, pero no tenemos ningún tipo de tensión, ni de irnos, ni de modificar ningún plan en marcha”, dijo en alusión a la implementación de la denominada Ley Helms-Burton.

La Unión Europea y Canadá, cuyas empresas son importantes inversionistas de Cuba en turismo y minería, han denunciado la aplicación del Título III de la Ley Helms-Burton puesta en vigor por la administración Trump.

El bloque europeo y Ottawa sostienen que no es válida y viola el derecho internacional y disponen de una legislación de bloqueo para reclamaciones contra cualquier demanda en Estados Unidos.

“Nuestra voluntad es seguir invirtiendo en Cuba y que nuestras empresas tengan la voluntad de contribuir al desarrollo de la isla”, dijo el martes la ministra de Industria, Comercio y Turismo de España, María Reyes Maroto, en la apertura de la feria turística de la isla.

El presidente Miguel Díaz-Canel se reunió el martes en la noche con empresarios extranjeros, incluido el director de la compañía minera canadiense Sherritt para garantizar sobre la seguridad de sus inversiones bajo la ley cubana.

“Fue una señal muy importante para todas las empresas que trabajan en Cuba”, dijo a Reuters en La Habana Alessandro Benedetti, un ejecutivo del Gran Hotel Manzana Kempinski, con sede en Suiza, que abrió en 2017.

Carnival Corp se convirtió la semana pasada en la primera empresa demandada en Estados Unidos por beneficiarse de una propiedad cubana expropiada. Según abogados, podrían llegar otras contra líneas de cruceros como Royal Caribbean y Norwegian Cruise Lines.


Rick-Scott.jpg

4min1510
El senador republicano Rick Scott se pronunció hoy a favor de un bloqueo naval estadounidense a Cuba con el argumento de hacer cumplir sanciones petroleras, en medio de la creciente agresión de Washington contra la isla.
El exgobernador del sureño estado de Florida, quien es promotor de medidas contra la nación caribeña, expresó en un comunicado que los castigos impuestos por la administración de Donald Trump para bloquear el flujo de petróleo de Venezuela a Cuba ‘no están funcionando’.

De ese modo hizo referencia a las sanciones anunciadas en abril contra empresas y embarcaciones del sector petrolero venezolano, entre ellas, algunas dedicadas a llevar crudo a la mayor de las Antillas, cuyo Gobierno calificó de piratería económica esas acciones norteamericanas.

El Gobierno de Trump afirma que esas y otras medidas, así como las amenazas realizadas por el propio mandatario de un ’embargo total y completo’ contra la isla, responden a que el apoyo cubano permite la continuidad en el poder del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Varias figuras de la administración alegan la supuesta presencia de miles de tropas militares de la nación antillana en el territorio sudamericano para justificar la hostilidad contra Cuba y el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington hace casi 60 años.

De ese modo, ignoran las continuas declaraciones de las autoridades cubanas de que no existe presencia de tropas en Venezuela, donde la isla sí tiene miles de colaboradores de la salud y otros sectores, y además desconoce la legitimidad del Gobierno de Maduro, reelegido en mayo de 2018 con el 68 por ciento de los votos.

Según Scott, cortar el suministro de petróleo de la nación sudamericana a Cuba sería la acción más efectiva para poner fin al mandato de Maduro, contra quien el diputado Juan Guaidó, quien se autoproclamó presidente en enero, intentó un golpe de Estado la pasada semana con el respaldo de Washington.

Es claro que Estados Unidos debe considerar el uso de activos navales para bloquear el flujo de petróleo, añadió el legislador republicano, quien dijo respaldar completamente la amenaza de Trump sobre el embargo total.

Scott, quien además ha llamado a una intervención militar en Venezuela, se pronunció así el mismo día en que el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, denunció en Twitter que los planes de Estados Unidos contra la isla caribeña y el pueblo venezolano son perversos y con un marcado carácter injerencista.

A su vez, el director general de Estados Unidos en la cancillería del país caribeño, Carlos Fernández de Cossío, reafirmó la semana pasada a Prensa Latina que Cuba es solidaria con Venezuela.

Lo que la administración Trump pretende es que retiremos al personal médico que presta servicios muy importantes a la población, sobre todo en medio de las difíciles condiciones por las cuales transita ese país bajo las sanciones norteamericanas, manifestó.


Mike-Pompeo.jpeg

1min1890

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, calificó este miércoles como “repugnante” el apoyo de algunos líderes políticos al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

En una rueda de prensa conjunta con el ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt, en Londres, el responsable estadounidense aseveró que ningún líder de un país democrático puede respaldar al régimen “asesino del dictador Maduro”.

Pompeo se expresó así tras ser interrogado sobre qué opinaba de que el líder de la oposición británica, el laborista Jeremy Corbyn, apoye al mandatario venezolano, algo que también criticó Hunt.


ollanta-humala.jpg

1min1510

El expresidente de Perú Ollanta Humala (2011-2016) y su esposa, Nadine Heredia, han sido acusados formalmente de lavado de activos, en el marco del caso de los presuntos aportes de la empresa brasileña Odebrecht a su campaña electoral, de acuerdo a la petición presentada este martes por el fiscal Germán Juárez.

El representante del Ministerio Público acudió a la Sala Penal Nacional en Lima para presentar la acusación contra Humala y Heredia, que consta de un voluminoso expediente de 1.500 folios, y que el juzgado pueda notificarlos para que ejerzan su defensa.

En declaraciones a la prensa, Juárez manifestó que también está incluido en la acusación “el partido Nacionalista como imputado para que, en el caso de lograr una sentencia condenatoria, se está pidiendo la disolución de ese partido, toda vez que ha sido instrumentalizado para efectos de lavar dinero”. 


leopoldo-lopez.jpeg

3min2190

Un tribunal de Caracas ordenó este jueves capturar al opositor venezolano Leopoldo López, quien se encuentra en la residencia del embajador español, Jesús Silva, luego de haber burlado el martes el arresto domiciliario.

A López, que apoyó el martes en las calles de Caracas un efímero levantamiento militar contra el Gobierno de Nicolás Maduro, se le revocó la medida de detención domiciliaria “por violarla flagrantemente”, dice una nota de prensa difundida por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

La alta corte señala que el opositor, privado de libertad desde 2014 y sentenciado a casi 14 años, también violó “la medida referida a la condición relativa a pronunciamientos políticos por medios (de comunicación) convencionales y no convencionales, nacionales e internacionales, demostrando con ello la no sujeción a las medidas”.

“En vista de lo señalado, el juzgado en su decisión libra orden de aprehensión dirigida al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en contra del ciudadano Leopoldo López”, reza el texto.

El tribunal ordena además que López continúe cumpliendo su pena -de la que ya ha cumplido cinco años, dos meses y doce días- en la cárcel militar de Ramo Verde, donde estuvo recluido hasta mediados de 2017.

La vivienda de López fue allanada y robada por varios sujetos a quienes diversos testigos identificaron como miembros de Sebin, según constató Efe el miércoles.

“Fue el Sebin, el Sebin de los malos porque hay sebines patriotas que quieren la libertad de Venezuela”, dijo Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, a Efe y TVE, al entrar a su domicilio por primera vez para revisar los desperfectos.

Tintori y López se encuentran en la residencia del embajador de España en Caracas, donde han sido acogidos, si bien no han solicitado asilo político.

López fue liberado el martes por un grupo de militares y funcionarios del Sebin que se habían unido al jefe del Parlamento, Juan Guaidó, reconocido por 54 países como presidente interino.

Junto a Guaidó, participó en un levantamiento militar junto a cerca de 40 militares que se dirigieron a la base aérea La Carlota, que volvió a prender la mecha de las manifestaciones opositoras en Venezuela.


peso-argentino-1200x750.jpg

8min4070

Argentina atraviesa una crisis económica marcada por una tasa de inflación que está entre las más altas del mundo y que los vaivenes en las políticas del banco central no logran contener.

Superior al 50 por ciento anual y alimentada por una fuerte depreciación del peso doméstico en el último año, la inflación golpeó la actividad económica e impulsó la pobreza.

La popularidad del presidente de centroderecha Mauricio Macri se ha derrumbado, lo que siembra dudas sobre sus chances de ser reelecto en los comicios presidenciales de octubre próximo. Como Macri es el favorito de los mercados, esas dudas provocan más incertidumbre financiera.

¿CÓMO SE LLEGÓ A ESTA SITUACIÓN?

Argentina tiene una larga historia inflacionaria.

Según una estimación del economista Fausto Spotorno de la consultora Orlando Ferreres y Asociados, en los últimos 75 años la inflación acumulada fue de 119.000 billones por ciento.

Reiteradas crisis financieras y cambiarias y cesaciones de pago a lo largo de décadas hicieron que los argentinos perdieran confianza en su moneda y buscaran refugio para sus ahorros en el dólar. Por eso Argentina es una economía “bimonetaria”, y lo que pase con el dólar se siente en los precios domésticos en pesos.

Tras asumir en 2015, Macri impulsó un recorte del gasto público en un intento de revertir el fuerte déficit fiscal del país, que muchos consideran la contracara de los procesos inflacionarios en la tercera economía de América Latina.

Pero la reducción de los subsidios a los servicios públicos, parte del plan de recorte, disparó las tarifas de estos servicios y alimentó aún más la inflación, a la vez que afectó el consumo al reducir el poder de compra de los argentinos.

La actividad económica, que ya venía sufriendo por la caída del consumo, recibió el golpe de gracia cuando el banco central subió más las tasas de interés en busca de contener los precios, encareciendo el financiamiento para negocios y personas.

Ese cóctel despertó una creciente desconfianza de los mercados en el programa financiero del Gobierno y desencadenó una salida de capitales: el peso se derrumbó un 50,5 por ciento en 2018 y un 15 por ciento en lo que va de este año.

Ante la falta de disposición de entidades privadas a prestar dinero al país y la volatilidad que sufría el peso, Macri buscó dar certidumbre a los mercados acudiendo el año pasado al Fondo Monetario Internacional (FMI), que le otorgó una línea de crédito récord de 56.300 millones de dólares.

Pero la desconfianza no se diluyó.

En el último de sus intentos para contener al dólar y la inflación -avalado por el FMI-, el banco central anunció el lunes cambios que le permitirán intervenir más en el mercado cambiario, dejando atrás su política de flotación libre entre bandas de precios.

Analistas creen que las intervenciones del banco central podrían funcionar en el corto plazo, pero las dudas persisten sobre el futuro.

¿QUÉ IMPIDE A ARGENTINA SUPERAR LA CRISIS?

Para generar más confianza de los inversores, Macri ha buscado sanear las cuentas, pero su ajuste de la economía extendió la recesión, que a su vez golpeó la recaudación fiscal.

Con el parate económico y la pobreza trepando al 32 por ciento de la población, la popularidad de Macri se derrumbó y la exmandataria de centroizquierda Cristina Fernández de Kirchner, que asusta a los mercados financieros, hoy asoma como la principal candidata a la presidencia en recientes sondeos.

Por temores a un eventual regreso de Fernández a la presidencia, muchos inversores están saliendo de Argentina, lo que dificulta la recuperación del país y, paradójicamente, le resta más chances a Macri de ganar los comicios de octubre.

A su vez, los tibios intentos de Macri por regular algunos precios básicos generaron más desconfianza en los mercados, lo que ahuyentó más capitales.

Pese a que el banco central cumplió con las metas monetarias y extendió el compromiso de crecimiento cero en la cantidad de dinero en circulación hasta fines de 2019, la mejora en la economía no llegó.

Solo este año, la tasa de inflación alcanzó el 11,8 por ciento -acumulando un 54,7 por ciento en los últimos 12 meses-.

¿QUÉ PODRÍA PASAR TRAS LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES?

Los expertos esperan que la volatilidad financiera se mantenga al menos hasta las elecciones de octubre, aunque las dudas sobre el futuro de la economía no se extienden a los próximos años.

Los escenarios varían según quién sea electo presidente.

Bajo los dos mandatos populistas de Fernández -entre 2007 y 2015- el Gobierno aplicó controles de precios, al tipo de cambio,al comercio exterior y expropió a la petrolera YPF de Repsol, entre otras medidas. Por eso los mercados financieros desean la reelección de Macri.

Otros candidatos peronistas como los moderados Roberto Lavagna y Sergio Massa son mejor vistos por el mundo financiero que Fernández, pero sus chances son más bajas.

De todos modos, los analistas coinciden en que el próximo Gobierno tendrá que renegociar los términos del acuerdo con el FMI para escalonar los millonarios pagos que el país debe hacer en los próximos años.

Además, Argentina enfrenta vencimientos de deuda con acreedores privados por unos 20.000 millones de dólares en los próximos dos años y, ante el cierre de los mercados financieros, el panorama es preocupante.

A pesar de que referentes de los principales candidatos presidenciales sostuvieron que el país no tendrá una cesación de pagos, el aumento de los seguros contra un default refleja las dudas respecto a la capacidad de Argentina de cumplir con los vencimientos de la deuda privada. El país ya fue protagonista del mayor default de la historia en 2002.

Según las proyecciones del economista Guido Lorenzo, de la consultora LCG, el peso podría caer a 52 unidades por dólar desde las 45 actuales hacia fin de año, y la inflación anual rondaría el 40,5 por ciento en diciembre.


Venezuela-Golpe-de-Estado-3-1280x876.jpg

3min1890

Decenas de venezolanos comenzaron a concentrarse este miércoles en varias zonas de Caracas y del interior del país, un día después del efímero levantamiento militar encabezado por el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por medio centenar de naciones.

Las manifestaciones callejeras de este Primero de Mayo ya habían sido convocadas tanto por el Gobierno de Nicolás Maduro como por sus detractores pero se han visto estimuladas por la jornada del martes cuando miles de personas participaron en protestas para respaldar la insurrección de un pequeño grupo de militares en Caracas.

Se prevé que Maduro ofrezca un discurso al término de la marcha que harán sus seguidores por el oeste de la capital venezolana.

Guaidó, por su parte, continúa en paradero desconocido pero ha reiterado su llamamiento a manifestarse este miércoles en las calles por el cese de la usurpación que considera hace Maduro de la Presidencia.

Entretanto, el opositor Leopoldo López permanece dentro de la residencia del embajador español en Venezuela, Jesús Silva, a donde llegó la noche del martes a solicitar protección luego de haber burlado el arresto domiciliario en que se encontraba, por estar cumpliendo desde 2014 una condena de casi 14 años.

Algunas calles y avenidas de Caracas muestran este miércoles escombros y otros restos que dejaron las manifestaciones del martes que se extendieron durante 12 horas y acabaron con cerca de 80 heridos, entre ellos 8 funcionarios de las fuerzas de seguridad leales a Maduro.

La ruta de la movilización opositora de este miércoles en Caracas sigue siendo desconocida pero se presume que pretenda cruzar hacia el oeste de la ciudad, un territorio considerado bastión del chavismo gobernante y al que ayer les fue imposible llegar por los bloqueos impuestos en las vías por parte de la Policía.

Entretanto, en el interior del país también se esperan una veintena de manifestaciones, mayoritariamente convocadas por el antichavismo.


NIcolas-Maduro-Venezuela.jpg

1min1460

El gobernante venezolano, Nicolás Maduro, reapareció la noche de este martes en la televisión pública, quince horas después de que comenzara el levantamiento militar liderado por el opositor Juan Guaidó y aseguró que contó con el apoyo de Colombia y Estados Unidos.

“Nunca antes en la historia de Venezuela había sucedido un levantamiento por el empeño obsesivo, nefasto de un grupo de oposición de la ultraderecha venezolana, la oligarquía colombiana e imperialismo estadounidense, por su posición obcecada de derrocar al Gobierno constitucional de Venezuela, de imponer un gobierno ilegítimo”, afirmó.


Maduro-enojado.jpg

5min1640

El chavismo apuntaló su poder este martes tras el más duro pulso reciente con la oposición, que hizo un llamado sin eco a que los militares derrocaran al Gobierno, si bien el mandatario Nicolás Maduro estuvo desaparecido toda la jornada y multiplicó así los rumores acerca del apoyo con que cuenta entre los suyos.

No fue necesario que el líder chavista apareciera en público para que su permanencia en el poder resistiera la embestida del líder opositor, Juan Guaidó, quien hoy martes encabezó un pequeño levantamiento militar que dio paso a unas 10 horas de manifestaciones y enfrentamientos en Caracas que arrojaron un saldo de 70 heridos.

Maduro apenas se pronunció en la red social Twitter con un corto mensaje en el que llamó a tener “nervios de acero”.

“He conversado con los Comandantes de todas las (Redes de Defensa Integral) REDI y (Zonas de Defensa Integral) ZODI del país, quienes me han manifestado su total lealtad al pueblo, a la Constitución y a la patria. Llamo a la máxima movilización popular para asegurar la victoria de la paz”, apuntó.

Pero el escueto pronunciamiento contó con todo el eco que le proporcionaron los líderes de las instituciones del Estado que salieron a defender la legitimidad del Gobierno y a rechazar lo que ponderaron como un movimiento golpista “mediocre” y “fracasado”.

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino, fue uno de los primeros en reaccionar para asegurar que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) usaría las armas en caso de ser necesario para frenar el levantamiento y defender al Ejecutivo.

A juicio de Padrino, el llamamiento de Guaidó se puede calificar como un acto “terrorista” que “raya en un intento de golpe de Estado de una magnitud muy pequeña, muy insignificante”.

El jefe militar aseguró que los cuarteles de todo el país están en normalidad y que FANB está “cohesionada” en su misión de defender los “principios humanistas que recoge nuestra constitución”.

Horas más tarde, cientos de simpatizantes de la llamada revolución bolivariana se agruparon en las inmediaciones del palacio presidencial de Miraflores para expresar su respaldo a Maduro.

Desde allí el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, encabezó lo que se convirtió en una fiesta oficialista que fue transmitida por el canal estatal VTV y por otros medios privados.

Luego, Cabello anunció en Twitter que los insurrectos ya habían sido “completamente derrotados”.

“¿Será posible que los medios de la derecha comiencen a decirle a su gente que volvieron a fracasar?, a esta hora están completamente derrotados los golpistas, huyendo a embajadas, escondidos, nadie da la cara, solo el imperialismo sale buscando excusas, ¡Nosotros Venceremos!”, dijo.

El pronunciamiento fue secundado por la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, quien aseguró que en cualquier circunstancia el Gobierno “va a resistir”.

“El mensaje es claro, que no se equivoquen con Venezuela, les hemos derrotado todos los golpes de Estado (…) con las manos de nuestros trabajadores y nuevamente los vamos a derrotar”, aseguró Rodríguez en una arenga a un grupo de manifestantes en Ciudad Guayana, capital del estado Bolívar (sur).

Maduro además recibió el apoyo de su par boliviano y amigo personal, Evo Morales, quien condenó el “intento de golpe de Estado en Venezuela, por parte de la derecha que es sumisa a intereses extranjeros”.

Entretanto, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, aseguró en una entrevista telefónica con Efe que “cualquier escenario es posible” en los próximos días.

El jefe de la diplomacia chavista aseguró que no tiene reportes de fallecidos, algo que, aseguró, “es lo que están procurando y buscando” en la oposición.

Asimismo, explicó que el Gobierno no tomará medidas concretas, sino que “hay un sistema de justicia militar, unos reglamentos militares y ellos han incurrido en una serie de faltas”, por lo que “tendrán que asumir las consecuencias como cualquier ciudadano que viola las leyes”.


Venezuela-Golpe-de-Estado-4-1280x853.jpg

7min1690

Desafiando al presidente Nicolás Maduro, el líder opositor de Venezuela Juan Guaidó llamó el martes a los militares a buscar la salida del gobierno, pero el mandatario aseguró tener la fidelidad de los jefes de las Fuerzas Armadas, que chocaban contra cientos de manifestantes frente a una base aérea.

Por varias horas, Guaidó, acompañado del dirigente Leopoldo López -que hasta ahora estaba bajo arresto domiciliario- estuvieron en una autopista frente a la base La Carlota de Caracas resistiendo junto a unos 70 soldados gases lacrimógenos de la Guardia Nacional, según testigos de Reuters, que incluso escucharon un breve pero intenso tiroteo.

“Hoy las Fuerzas Armadas, los mismos soldados se ponen del lado de la Constitución, acuden al llamado”, dijo Guaidó a la cadena CNN en español desde la autopista cerca de la base.

El gobierno dijo que el episodio fue un intento de golpe de estado por parte de un pequeño grupo de “traidores militares”.

“¡Nervios de Acero! He conversado con los Comandantes (…) del País, quienes me han manifestado su total lealtad al Pueblo, a la Constitución y a la Patria. Llamo a la máxima movilización popular para asegurar la victoria de la Paz. ¡Venceremos!”, escribió Maduro por Twitter.

Después de que Guaidó partió de la autopista, cientos de manifestantes, muchos encapuchados, lanzaban cócteles molotov y piedras hacia la base y eran repelidos con descargas de gas lacrimógeno. Tanquetas arrollaron a varios de ellos en medio del humo, mientras carros hidrantes intentaban dispersarlos.

Algunos manifestantes derrumbaron un pequeño segmento de la reja exterior de la base militar y entraron, pero fueron rechazados por los uniformados.

En una aparición televisiva, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, aseguró que las fuerzas militares seguían respondiendo al orden constitucional. “Este hecho de violencia que atenta contra la paz y el sosiego de la ciudadanía por una parte ya ha sido derrotado”, dijo rodeado de generales.

Aunque el presidente no había aparecido el martes en la televisión, el canciller Jorge Arreaza dijo que Maduro se encontraba en su puesto como siempre “en control de la situación” y que a Guaidó sólo lo acompañan unos 30 soldados.

“Hoy queda claro que Maduro no cuenta con la totalidad de la fuerza armada. Hoy la protesta sostenida es para que la familia militar se termine de sumar en esta causa”, agregó Guaidó al mediodía en una grabación divulgada por su oficina de prensa.

Temprano el martes, el opositor había publicado un video en Twitter en el que apareció flanqueado de militares llamando a acabar con lo que llama una “usurpación” del poder por parte de Maduro, que resultó reelecto en criticados comicios hace casi un año. Y más tarde dijo que había generales que querían sumarse a su movimiento.

A pesar del descontento de muchos venezolanos con su gestión ante la turbulencia política y la profunda crisis económica, Maduro controla a la cúpula militar y a las instituciones.

MALESTAR EN EL INTERIOR DEL PAÍS

Muchos gobiernos de la comunidad internacional han pedido a Maduro que abandone el poder, pero el mandatario asegura que sufre una guerra económica de la derecha con apoyo de Estados Unidos, al que acusa de querer apropiarse de las riquezas petroleras del país.

Guaidó, quien al frente del Parlamento desconoció a Maduro en enero y se proclamó presidente encargado del país con apoyo de diputados y de decenas de gobiernos, dijo que su llamado está apegado a la Constitución y defendía la lucha no violenta.

Después de convocar a los venezolanos a salir a las calles, Guaidó se dirigió a una plaza en el este de Caracas acompañado de un grupo de militares.

Un video en redes sociales mostró a decenas de venezolanos ondeando banderas y cantando el himno nacional frente a un cuartel militar en el estado de Zulia.

“De verdad la situación es complicada. No tenemos medicinas, mi familia se ha tenido que ir del país”, señaló Carolina Lobo desde la ciudad de Valencia, al centro del país donde uniformados lanzaban gases a manifestantes.

En un destacamento de la guardia nacional en Maracaibo, capital del estado, no había presencia de oficiales.

“Estamos decididos hoy, si vienen a reprimir, los enfrentamos”, señaló Karina Ramírez, de 45 años, en esa ciudad, que ha sido una de las golpeadas con la falta de luz.

En San Cristóbal, cerca de la frontera con Colombia, los grupos se estaban organizando para manifestar. “Hoy estamos sintiendo que la sangre nos hierve como venezolanos, es ahora o nunca”, gritaba Zoraya Lugo, de 60 años, en una concentración.

Diosdado Cabello, uno de los hombres fuertes del gobierno y jefe de la oficialista Asamblea Constituyente, dijo a las afueras del Palacio de Miraflores, en el centro de Caracas, que se mantendrían en vigilia.

“Aquí no queremos lloriqueos, que cada quien asuma la responsabilidad que nosotros asumiremos la nuestra”, agregó. “Hoy lo que han dado es pena, vergüenza”.

Cerca del palacio de gobierno, unas 500 personas se concentraban para apoyar al mandatario, según testigos Reuters.

El asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, respaldó el martes el llamado de apoyo de Guaidó.

La mayoría de gobiernos de América Latina respaldó el llamado de Guaidó a sumar esfuerzos para poner fin a la presidencia de Maduro, liderados por la OEA y el Grupo de Lima, mientras que México reiteró la necesidad de buscar una salida pacífica a la crisis.


Recibe nuestras noticias directo en tu cuenta de WhatsApp  , o Telegram  . Es gratis!


Qué hacemos

FuentesConfiables.com es una cuidadosa selección de información relevante que revisa el origen de las noticias y los datos que presenta. Antes de publicar cualquier suceso, verificamos su veracidad, su autenticidad y la confiabilidad de su raíz.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS