Economía archivos | FuentesConfiables.com

img_1459.jpg

3min1090

Suecia, España y México fueron los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) donde más bajó la tasa de paro en términos relativos en enero, según los datos publicados este martes.

El desempleo cayó cuatro décimas en Suecia hasta el 6 %, dos décimas en México al 3,4 % y también dos décimas al 14,1 % en España, que sigue siendo el segundo miembro de la OCDE con las cifras más altas, sólo por detrás de Grecia (18 % en diciembre, última estadística disponible).

En el conjunto de la organización, la tasa de paro se mantuvo estable en el primer mes del año, con un 5,3 % e igualmente se mantuvo sin cambios en la zona euro, con un 7,8 %.

No obstante, el número de personas sin empleo se incrementó en 330.000 personas en la OCDE respecto a diciembre para llegar a 33,98 millones, debido al alza de la población activa, precisó la OCDE en un comunicado.

Los países con la mayor cantidad de parados fueron Estados Unidos, con 6.535.000 (241.000 más que en diciembre), y España, con 3.246.000 (21.000 más que el mes precedente).

En varios países de la OCDE el desempleo se incrementó en enero, sobre todo en Corea del Sur (seis décimas, al 4,4 %), Lituania (tres décimas al 6,2 %), Canadá (dos décimas al 5,8 %), Austria (dos décimas al 4,8 %) y Letonia (dos décimas al 7,3 %).

También subió una décima al 4 % en Estados Unidos, pero las estadísticas de febrero muestran que en ese mes hubo allí una caída de dos décimas al 3,8 %. 


peso-caida.jpg

3min1360

El peso mexicano se depreciaba el lunes después de que Standard & Poor’s revisó la perspectiva crediticia de México a “negativa”, y la bolsa hilaba seis sesiones a la baja mientras destacaba la caída de las acciones de empresas que saldrán este mes del índice líder.

* La moneda local cotizaba en 19.309 por dólar, con un pérdida de un 0.27 por ciento, o 5.16 centavos, frente a las 19.2574 unidades del precio de referencia de Reuters del viernes.

* “El cambio en la perspectiva de la calificación de la deuda soberana de México por parte de S&P mantiene a la moneda en comportamiento negativo”, dijo CI Banco en un reporte para sus clientes.

* S&P mantuvo en “BBB+” la nota soberana del país, pero dijo que los planes del presidente Andrés Manuel López Obrador de reducir la participación privada en el sector energético podrían perjudicar las finanzas públicas de México.

* Algunos analistas mencionaron que limitaban la caída de la divisa local noticias sobre negociaciones de parlamentarios del partido oficialista para buscar un consenso con el sector financiero sobre una propuesta de ley que pretende limitar las comisiones que cobran los bancos en el país.

* El referencial índice S&P/BMV IPC, que agrupa a las 35 acciones más bursátiles del mercado mexicano, bajaba un 0.82 por ciento a 42,267.78 puntos, su nivel más bajo desde mediados de febrero, con un volumen de 29.5 millones de títulos negociados.

* S&P Dow Jones Indices dijo el viernes que los títulos que saldrían del índice líder son los de la empresa de transporte de carga y pasajeros GMexico Transportes y la productora de leche Grupo Lala.

* Tanto las acciones de GMXT como los de Lala retrocedían el lunes más de un 2.0 por ciento.

* La bolsa mexicana anotó el viernes una caída semanal de 2.56 por ciento, la más pronunciada desde el 23 de noviembre, ante un retroceso de los títulos de algunas empresas que publicaron débiles reportes financieros.

* En el mercado de dinero, el rendimiento del bono a 10 años bajaba un punto base a 8.15 por ciento, mientras que la tasa a 20 años cedía también uno a 8.70 por ciento. (


FuentesConfiables.comfebrero 28, 2019
7e285086-d820-4fe0-8263-9f16f7712712-4521-0000043e2f11c7b1.jpg

19min1070

Un estado puede fortalecer el progreso económico y social de su población o puede obstaculizarlo. Puede favorecer a unos cuantos aliados poderosos o hacer una alianza con toda su población en pro del bien común.

La fortaleza política y económica van de la mano. Un gobierno que toma decisiones racionales y a favor del bien común, genera crecimiento económico y desarrollo social. Un gobierno, que, por el contrario, toma decisiones caprichosas o para favorecer a sus “compadres” o por temor a la turbulencia que los cambios naturalmente generan, provoca retroceso, estancamiento y descontento general.

Como en la vida, una economía y política sanas son el resultado de fuerzas positivas que reparten el poder entre la población. Un país en donde todos pueden beneficiarse con su ingenio y su trabajo es un país fuerte. Un país en donde sólo unos cuantos pueden beneficiarse a costa de otros, es un país débil.

En todo estado hay fuerzas centrífugas (del centro hacia la periferia) que tienden a repartir el poder y fuerzas centrípetas (de la periferia hacia el centro) que tienden a concentrarlo. Un país totalmente descentralizado es incapaz de brindar los servicios y garantías mínimas a la población en todo el territorio como fue el caso del México independiente; un país demasiado centralizado, por el contrario, puede ahogar a la población como fue el caso del Porfiriato.

Hay centralización positiva y negativa, hay descentralización positiva y negativa. Si la centralización va a favor del bien de todos, es positiva; si sólo promueve el poder de una minoría, es negativa.

La centralización positiva tiene que ver con instituciones nacionales fuertes, por ejemplo: El Estado de derecho, la seguridad jurídica, el libre tránsito, el respeto a la propiedad privada e intelectual, la seguridad personal, la infraestructura y la comunicación, la democracia y los buenos servicios públicos.

La centralización negativa tiene que ver con gobernantes y élites fuertes, con el monopartidismo, el presidencialismo, la concentración de poder en las personas no en las instituciones, la militarización, la economía de compadres, los monopolios públicos y privados, las elecciones a modo o la Internet controlada por el gobierno

La descentralización positiva es el reparto del poder político y económico con un fin de bien común. Los ejemplos positivos son: El comercio internacional, el pluralismo, el Poder judicial fuerte e independiente del Ejecutivo, un parlamento o congreso plural, los derechos de minorías, los medios de comunicación independientes, la Internet libre, las cámaras empresariales, los sindicatos democráticos, un sistema educativo de calidad y las organizaciones civiles.

La descentralización negativa, por el contrario, destruye el Estado de derecho. Como ejemplos tenemos: el caciquismo, los sindicatos como cotos de poder, el regionalismo excesivo y virulento, la atomización de partidos sin interés o acuerdos nacionales, el crimen organizado, la economía de compadres a nivel local y la corrupción, en general.

En el libro Why Nations Fail (Porque Fracasan las Naciones) Daron Acemoglu y James A. Robinson exploran este fenómeno desde un punto de vista histórico y comparativo (empiezan por comparar a los dos Nogales, el de Arizona y el de Sonora; y el origen de la riqueza de Bill Gates con la de Carlos Slim).

Nos hablan de la economía inclusiva, con libertad y oportunidades para todos y de economía extractiva, que reparte bienes y recursos limitados entre unos cuantos favorecidos.

La inclusiva tiene que ver con el ingenio, la propiedad intelectual, el comercio, la industria y la destrucción creativa que propuso Schumpeter como inherente al capitalismo moderno: lo que no funciona es desplazado por lo que sí funciona.

Los regímenes opresores le temen a la destrucción creativa. En el libro, se narra un caso interesante: Antes de la revolución industrial en Inglaterra, a fines del siglo XVII, un técnico le llevó al monarca un invento para industrializar los tejidos, buscaba una patente; el monarca se aseguró que nadie más conocía del invento y lo mandó ejecutar. ¿Por qué? Temía a la turbulencia política que siempre acompaña a la turbulencia económica de los inventos.

La economía extractiva, por el contrario, tiene que ver con el reparto de riqueza entre unos cuantos, como la tierra, la minería, el petróleo o la creación de monopolios artificiales en comunicaciones, la industria, el comercio o los servicios públicos. La etapa postrevolucionaria de México creó riqueza, pero favorecía sólo a algunos industriales, quienes podía cerrar la frontera y evitar competencia, a los sindicatos aliados o a los amigos del presidente.

¿Qué estamos fortaleciendo o debilitando en México? ¿Cuál es el ánimo de la población? ¿Cuál es la intención del gobierno? ¿Seguimos pensando que la riqueza de México son los recursos naturales? ¿Estamos generando más monopolios públicos y privados o estamos fortaleciendo la competencia? ¿Estamos creando un Estado que toma decisiones por el bien de todos o para favorecer a un partido, a una persona o los nuevos compadres-socios?

¿Vamos avanzando o estamos retrocediendo?

 

Fuente: Forbes México

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.


FuentesConfiables.comfebrero 27, 2019
econ.jpg

6min970

El banco central de México bajó el miércoles su previsión de crecimiento económico para este año y el próximo, y advirtió que mantiene un sesgo a la baja por riesgos como un posible deterioro de la calificación crediticia soberana y de empresas estatales como la petrolera Pemex.

Banco de México (Banxico) rebajó el rango de expansión del Producto Interno Bruto (PIB) para este año a 1.1-2.1 por ciento, desde el 1.7-2.7 por ciento previo, e igualmente redujo el de 2020 a 1.7-2.7 por ciento desde el 2.0-3.0 por ciento, según su informe trimestral octubre-diciembre.

La actividad económica mexicana desaceleró más de lo esperado en el cuarto trimestre del año pasado, para cerrar el 2018 con una expansión del 2.0 por ciento ligeramente menor que el año previo, nublando las expectativas para el crecimiento durante el 2019.

La baja en la calificación de la petrolera Pemex en enero por parte de la agencia Fitch puso presiones sobre el perfil de deuda soberano, que llevaron al gobierno de Andrés Manuel López Obrador a lanzar un plan de apoyo para la estatal por el equivalente a 3,900 millones de dólares.

“Consideramos que es muy importante tratar de cuidar las calificaciones y los grados de las calificaciones que se tienen tanto a nivel soberano como en las diferentes empresas (estatales), y cualquier empresa tiene entre sus objetivos tratar de financiar sus proyectos al menor costo posible”, dijo el jefe de Banxico en la presentación del informe trimestral.

“Esperemos que se atienda de la mejor manera posible la situación de Pemex”, agregó Alejandro Díaz de León.

El banco central prevé que la inflación general alcance niveles alrededor de la meta del 3.0 por ciento en el primer semestre del 2020, y reiteró que “el balance de riesgos respecto a la trayectoria esperada para la inflación mantiene un sesgo al alza en un entorno de marcada incertidumbre”.

“(Esto) redobla la necesidad de ser cautos”, dijo el gobernador de Banxico respecto a la dirección de la política monetaria, luego de que la junta de gobierno mantuvo la tasa clave de interés en un 8.25 por ciento en su más reciente decisión, su mayor nivel en más de una década.

Uno de los dos nuevos subgobernadores de la junta de gobierno, Jonathan Heath, consideró, por su parte, que el nivel de la tasa actual es consistente con la senda proyectada para que la inflación alcance el objetivo permanente del banco central.

Entre los riesgos al alza para la inflación, el banco mencionó en su informe que se deterioren las finanzas públicas, por lo que apuntó que se requiere continuar con un fortalecimiento estructural de estas, que garantice su solvencia de largo plazo y permita incrementar el gasto en inversión pública.

“Vemos un repunte en la confianza del consumidor pero una desmejora en el clima de negocios para invertir”, advirtió Díaz de León en una conferencia de prensa.


FuentesConfiables.comfebrero 23, 2019
peso-dolar_5.jpg

6min1510

El peso cerró la semana con una apreciación, debido al fortalecimiento de los precios del petróleo, a que la inflación bajó en febrero y a la incertidumbre sobre la inflación a largo plazo en Estados Unidos.

De acuerdo con Banco Base, la moneda mexicana concluyó la semana con una ganancia de 0.51 por ciento o 9.8 centavos, para cotizar alrededor de 19.15 pesos por dólar, en donde la mayor parte de la apreciación se concentró en la sesión del viernes.

La entidad financiera destacó que entre los factores que se combinaron para el avance del peso, se encuentra el fortalecimiento de los precios del petróleo, ante la expectativa de que las negociaciones en materia comercial entre Estados Unidos y China avanzan de manera favorable.

Apuntó que al terminar la guerra comercial, los precios del hidrocarburo suben, con lo que se evita que la economía global siga desacelerándose.

Otra cuestión determinante para el comportamiento de la moneda nacional fue la declaración del presidente de la Reserva Federal (Fed) de Nueva York, John Williams, de que existen señales preocupantes de un deterioro en las expectativas de inflación a largo plazo.

Para el mercado, lo anterior es consistente con que la Reserva Federal mantenga la tasa de interés sin cambio, a la espera de información que confirme hacia dónde se dirige la inflación y la actividad económica de Estados Unidos.

De igual manera, ayudó que en México la inflación de la primera quincena de febrero sorprendió a la baja, ubicándose en una tasa quincenal de menos 0.10 ciento, mientras que la inflación interanual se ubicó en una tasa de 3.89 por ciento.

En este sentido, la declaración de la subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, Luz María de la Mora, acerca de que si Estados Unidos decide aplicar aranceles a las importaciones de autos, camiones ligeros y autopartes, México quedaría excluido, fue también importante en el avance del peso.

Agregó que ello obedece a lo estipulado en las cartas paralelas que se firmaron durante la renegociación del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), lo que envía la señal de que el sector externo del país no se encuentra en riesgo por la posible imposición de nuevas medidas proteccionistas, al menos de manera directa.

En el balance semanal, la mayoría de las divisas también cerraron con una apreciación frente al dólar.

Al cierre del viernes, la agencia calificadora Moody’s señaló que las medidas de apoyo a Petróleos Mexicanos (Pemex) por parte del gobierno federal ponen en riesgo la calificación crediticia de México.

En 2020, Pemex necesitará acceder al mercado para colocar deuda y cumplir con sus obligaciones, indicando que de extenderse la decisión de no emitir nueva deuda anunciada el viernes de la semana pasada, el gobierno estaría obligado a dar más apoyo, lo que tendría implicaciones directas sobre las finanzas públicas.

En la semana que recién terminó, el tipo de cambio alcanzó un mínimo de 19.0999 y un máximo de 19.3284 pesos por dólar.


FuentesConfiables.comfebrero 21, 2019
banxico.jpg

4min990

El banco central de México considera que el balance de riesgos para el crecimiento local sigue sesgado a la baja y que la “fragilidad financiera” de la petrolera Pemex constituye un factor que pudiera afectar a la economía, según la minuta de su decisión de política monetaria publicada el jueves.

La actividad económica de México se desaceleró en el cuarto trimestre de 2018 en cifras preliminares, para una expansión anual de 2.0 por ciento, y en noviembre Banxico redujo a entre 1.7 por ciento y 2.7 por ciento su previsión de crecimiento económico para 2019..

Entre los riesgos de mediano y largo plazos que pudieran afectar las condiciones macroeconómicas, la mayoría de la junta de gobierno de Banxico mencionó el futuro y la debilidad en las finanzas de la estatal Pemex y, en particular, el riesgo de un deterioro adicional en su calificación crediticia.

“Ello podría impactar el costo financiero del gobierno federal y, en general, a las condiciones de acceso a financiamiento externo del país”, dijo la minuta de Banxico.

Sobre la baja en la calificación de la deuda de Pemex hecha recientemente por Fitch, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo el jueves que esta se basó en los resultados de la firma del año pasado y reiteró que está dispuesto a inyectarle más recursos de ser necesario, pero cree que los 3,900 millones de dólares anunciados para este año son suficientes.

“Consideramos que lo que ya se decidió es suficiente y esperemos que, con esto, saquemos adelante a Pemex”, dijo en su diaria conferencia de prensa matutina.

En su más reciente decisión de política monetaria, Banxico mantuvo la tasa clave en el 8.25 por ciento vigente desde diciembre, su mayor nivel en más de una década, siguiendo los pasos de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) que también reiteró en sus minutas que sería paciente sobre futuras decisiones de tasas de interés.

La mayoría de la junta de gobierno cree que la postura de política monetaria actual es congruente con la trayectoria de convergencia de la inflación a su meta de 3.0 por ciento, por lo que moderó el discurso sobre la necesidad de nuevas alzas.

La debilidad en los recientes datos de inflación, así como de la actividad económica en varios mercados emergentes -incluido México-, aunado a las mayores expectativas de una política monetaria más flexible en Estados Unidos, explican la moderación en el discurso de Banxico sobre la necesidad de nuevas alzas, según un reporte de Capital Economics.

Respecto a la inflación, la mayoría de la junta dijo que el balance de riesgos sigue sesgado al alza en un entorno de marcada incertidumbre, en tanto que las expectativas de mediano y largo plazo siguen por encima de la meta permanente de 3 por ciento, en niveles de 3.5 por ciento.

Por ello, la entidad reiteró en la minuta que la política monetaria se ajustará de manera oportuna y firme para lograr la convergencia de la inflación a su objetivo.

La inflación desaceleró más de lo esperado a tasa interanual hasta enero, y el mercado prevé que en la primera quincena de febrero -dato que se publicará el viernes- logrará su menor nivel en más de dos años al ubicarse alrededor de 4 por ciento.

Fuente: Reuters


636840545042035476.jpg

1min2650

A pesar de que en su momento Venezuela fue uno de los principales productores de petróleo en el mundo, en los últimos años ha adquirido un papel irrelevante en el mercado. Aún así, la crisis en el país puede modificar la oferta y la demanda del crudo. Estas son las cifras y los datos sobre la producción y precios del petróleo.


Financial-Crisis.png

3min1990

Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos cayeron el miércoles, en una sesión en que los vencimientos de menor plazo registraron las mayores pérdidas, luego de que la Reserva Federal mantuvo sus tasas de interés estables y dijo que sería paciente al subir los costos del crédito este año.

* Los retornos de la deuda a dos años, que reflejan las expectativas de los operadores sobre futuras alzas de tasas, cayeron a un mínimo de dos semanas de un 2,52 por ciento. Los rendimientos de los bonos referenciales a 10 años bajaron menos, lo que empinó la curva.

* El diferencial entre los retornos de las notas a dos y 10 años subió a 16,9 puntos básicos, su cota más alta en una semana.

* “El comunicado fue definitivamente moderado. En respuesta, hemos visto que se empinó la curva de bonos del Tesoro al subir los precios de la deuda a dos años”, dijo Justin Lederer, analista de deuda en Cantor Fitzgerald, refiriéndose al comunicado de política monetaria del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed.

* Si bien la Fed dijo que “el resultado más probable” es el crecimiento continuo de la economía y el mercado laboral de Estados Unidos, eliminó de su declaración de política la afirmación de que los riesgos para el panorama estaban “casi equilibrados” y sacó la mención a que “algunos” incrementos de las tasas de interés serían apropiados en 2019.

* Los rendimientos de los bonos del gobierno estadounidense habían subido más temprano el miércoles, tras datos que mostraron que el empleo en el sector privado del país aumentó más que lo previsto en enero.

* Los empleadores del sector privado de Estados Unidos contrataron a 213.000 trabajadores en enero, más de lo esperado por economistas, de acuerdo a un reporte publicado el miércoles por el procesador de nóminas ADP. El dato se conoce antes del informe de nóminas no agrícolas previsto para el viernes.


crisis-dolar.png

4min5970

La Reserva Federal ofreció la señal más clara hasta ahora de que puede haber terminado su ciclo de endurecimiento monetario posterior a la crisis financiera, tras mantener el miércoles la tasa de interés y, en un cambio formal de política, sostener que sería paciente frente a cualquier alza adicional debido a la creciente incertidumbre en Estados Unidos.

Lea También: Rendimientos de bonos Tesoro EEUU caen; curva se empina luego que @FederalReserve será “paciente” 

El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que los argumentos para un alza de tasas se habían “debilitado” y, en un comunicado, el banco central de Estados Unidos retiró su expectativa anterior de “algo” más de ajuste.

La Reserva Federal también adoptó una postura menos rígida respecto de la eliminación de activos de su balance, pues dijo que está preparada para ajustar sus planes en función de la situación económica y financiera.

Powell dijo a periodistas que la Fed probablemente dejaría de recortar su balance, que es de unos 4,1 billones ahora, más pronto de lo esperado y que quedaría con más activos de lo que se había anticipado.

“La situación actual requiere paciencia”, dijo. “Creo que es lo correcto. Creo firmemente que lo es”.

En conjunto, el mensaje pretendía transmitir una flexibilidad máxima de un banco central golpeado en las últimas semanas por la volatilidad de los mercados financieros, las señales de una desaceleración económica mundial y un cierre parcial del gobierno de Estados Unidos que nubla el panorama económico.

“Esto marca un giro en 180 grados frente a lo que la Fed estaba señalando hace unos meses”, dijo Mohamed el-Erian, asesor económico en jefe de Allianz, en Newport Beach, California.

Las expectativas del mercado sobre las tasas futuras cayeron aún más. Los contratos vinculados a la tasa de política de la Fed mostraron una probabilidad en cuatro de que el tipo suba en 2019, y los negocios con vencimiento en 2020 apuntaban a una chance pequeña pero creciente de un recorte.

Si bien la Fed dijo que “el resultado más probable” es el crecimiento continuo de la economía y el mercado laboral de Estados Unidos, eliminó de su declaración de política la afirmación de que los riesgos para el panorama están “casi equilibrados” y la mención de que “algunos” incrementos de las tasas de interés serían apropiados en 2019.

En otro comunicado, el banco central de Estados Unidos también dijo que si bien continúa con la reducción mensual de su balance, está preparado para cambiar el ritmo “a la luz de los acontecimientos económicos y financieros” en el futuro.

El banco dejó su tasa de referencia de préstamos a un día en un rango objetivo de entre un 2,25 por ciento y un 2,50 por ciento.


econ.jpg

5min1250

La economía de México se desaceleró en el cuarto trimestre, frente al anterior, afectada principalmente por una caída de la actividad industrial, para cerrar el año pasado con una expansión de un 2.0 por ciento, en línea con la expansión de 2017, dijo el miércoles el instituto de estadísticas, INEGI.

El Producto Interno Bruto (PIB) creció un 0.3 por ciento en el período octubre-diciembre de 2018, un avance menor al 0.8 por ciento del tercer trimestre, según cifras preliminares y ajustadas por estacionalidad.

Analistas como Credit Rating Agency habían pronosticado una fuerte desaceleración del PIB en el cuarto trimestre, especialmente por el impacto del retroceso de la producción industrial, así como una desaceleración para el cierre de 2018.

“No es una sorpresa que la economía se haya desacelerado en el cuarto trimestre (…) La principal razón del ciclo desaceleratorio está en que el gobierno saliente cierra la llave del presupuesto en la segunda mitad de su sexto año”, dijo Alfredo Coutiño, analista de la firma Moody’s Analytics.

Según la cifra interanual, el PIB de México creció un 1.8 por ciento en el último trimestre de 2018, de acuerdo con datos preliminares, mientras que en todo 2018 la economía se expandió un 2.0 por ciento tras haber crecido un 2.1 por ciento en 2017.

Durante casi todo 2018, la economía mexicana lidió con la incertidumbre generada por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Canadá y Estados Unidos y por las elecciones presidenciales en las que resultó electo el izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

Medidas anunciadas por el mandatario desde antes de asumir el cargo, el 1 de diciembre, y algunas iniciativas legislativas presentadas por su partido Morena generaron volatilidad en el peso y la bolsa especialmente en el último trimestre del año.

“Todo esto cobró un costo en la actividad económica de finales del 2018 y aún lo seguirá cobrando en al menos la primera mitad del 2019”, dijo Coutiño, quien prevé que este año la economía se desacelerará aún más que en 2018 por el efecto de la transición política y del primer año de gobierno.

El Gobierno previó en el proyecto de presupuesto 2019 un crecimiento del PIB de entre un 1.5 y un 2.5 por ciento para este año.


Recibe nuestras noticias directo en tu cuenta de WhatsApp  , o Telegram  . Es gratis!


Qué hacemos

FuentesConfiables.com es una cuidadosa selección de información relevante que revisa el origen de las noticias y los datos que presenta. Antes de publicar cualquier suceso, verificamos su veracidad, su autenticidad y la confiabilidad de su raíz.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS